Muy al norte, donde el Báltico se confunde con el Golfo de Finlandia, visitamos Estonia, que resulta ser una combinación única entre extensos bosques vírgenes, un pasado medieval muy bien conservado en su capital, Tallin, y unos modernos habitantes apasionados por la tecnología y cualquier forma de arte moderno.

Al caer la noche, descubrimos como las áreas industriales de Rotermanni, Telliskivi y el puerto de Noblessner, en su día antiguos astilleros de submarinos y hangares de hidroaviones, hoy convertidas en premiados restaurantes, galerías de arte moderno, centros culturales y de moda, se llenan de gente disfrutando de su momento de ocio y encuentro en la noche de Tallin.

BRU&BRU Travel Story-Estonia-Javier-Uberuaga
BRU&BRU-TS-Estonia-Javier-Uberuaga

Estamos cercados por preciosos bosques, así que comencemos la jornada temprano y, sin recorrer demasiados kilómetros, estaremos rodeados de abedules, pinos nórdicos y mucha vegetación cubierta de líquenes, que nos recuerda la pureza del aire que respiramos en el Parque Nacional de Lahemaa. 

BRU&BRU-TS-Estonia-Javier-Uberuaga

Nada como recorrer el parque en compañía de una experta guía de naturaleza, que no solo nos explicará la vida en el bosque, sino que nos guiará entre pantanos y turberas, indicándonos cuales son los tipos de arándanos que podemos probar allí mismo ¡lo ricos que saben recién recogidos!

 

 

 

BRU&BRU-TS-Estonia-Javier-Uberuaga
BRU&BRU-TS-Estonia-Javier-Uberuaga

Regresemos a Tallin para recorrer sus calles y plazas, que 800 años después, sigue manteniendo esa atmósfera medieval, que ha hecho que la capital sea declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. A lo alto de la ciudad solamente se podía llegar por dos calles, que todavía existen, la “pata corta”, con angostas escaleras y la “pata larga”, una empinada calle que llega hasta la catedral ortodoxa. Elijas la que elijas, te sientes transportado a otra época remota, cuando Tallin fue fundada por los caballeros cruzados de la Orden Teutónica

BRU&BRU-TS-Estonia-Javier-Uberuaga

Es en la plaza del Ayuntamiento, en la ciudad baja, donde todavía se encuentra el corazón neurálgico de Tallin. Aquí el ambiente cosmopolita que se respira por toda Estonia, se mezcla con los turistas, con la gente joven que sale a divertirse y con los habitantes más tradicionales. Todos ellos llenan sus cafés y restaurantes, creando un ambiente que invita a unirse a ellos.

BRU&BRU Travel story Estonia Javier Uberuaga

No podemos irnos de esta plaza sin conocer la farmacia más antigua de Europa, con 600 años de servicio ininterrumpido. Cuentan por aquí, que en esta plaza se colocó el primer árbol de Navidad ya en 1441, y aún hoy, alberga un precioso mercado navideño. La muy bien conservada muralla medieval, con sus hermosas torres, nos separa de la ciudad moderna.

BRU&BRU-Travel-Story-Estonia-Javier-Uberuaga
BRU&BRU-Travel-Story-Estonia-javier-Uberuaga

Paseando por Tallín, me daba cuenta del estilo de los estonios, siempre a la última, bien sea en moda, en arte, tecnología… o en el desarrollo y uso de las más modernas aplicaciones, en el país donde se desarrolló  Skype, y en el que se trabaja en otras muchas App. Desde luego que es un país comprometido por la sostenibilidad, así como preocupado e implicado con la accesibilidad ¡incluso en el bosque!

BRU&BRU-Travel-Story-Estonia-Javeir-Uberuaga
BRU&BRU-Travel-Story-Estonia-Javeir-Uberuaga

No queremos irnos de Tallin, sin visitar Fotografiska, galería hermana del famoso museo de fotografía de Estocolmo, donde se exhiben las más actuales exposiciones fotográficas. Andy Warhol es sin duda el nombre más reconocido de los que allí exponían durante nuestra visita, pero es Cho Gi-Seok quién más sorprendía a muchos. Estoy seguro que en nuestra próxima visita, las exposiciones serán igual de sorprendentes.

BRU&BRU Travel story Estonia Javier Uberuaga
BRU&BRU-Travel-Story-Estonia-Javier-Uberuaga
BRU&BRU-Travel-Story-Estonia-Javier-Uberuaga

Quizá sea en primavera cuando regresemos para conocer algunas de las más de 1500 islas occidentales, con muchas ganas de perdernos en Saaremaa y Hiiumaa, declaradas Reserva de la Biosfera por la Unesco. Pero el otoño, y porqué no el frío invierno, es un momento fantástico para relajarnos en las ubicuas saunas, tan apreciadas por los locales, o en las maravillosa Mois, o mansiones estonias que datan hasta del siglo XIII, algunas de ellas convertidas en apacibles Spa.

BRU&BRU Travel story Estonia Javier Uberuaga

¡Qué ideal ha sido la idea de escaparse cuatro días a Estonia! Sorprende su gastronomía, quizá con poco peso tradicional, pero con una oferta sorprendente que gira en torno a una cocina de fusión, basada en muy buena materia prima de origen orgánico.

BRU&BRU Travel story Estonia Javier Uberuaga
BRU&BRU Travel story Estonia Javier Uberuaga

 

Would you like to come?

Únete a nuestra comunidad de viajeros

Podrás acceder a nuestro contenido en exclusiva y empezar a planear ya el viaje de tus sueños.

¿Vas a esperar a que te lo cuenten?

En BRU & BRU queremos construir una comunidad de viajeros con los que compartir lo que nos apasiona.

Por favor, rellena este formulario para suscribirte a nuestra newsletter y disfrutar de contenidos exclusivos.

    Miembros