Para ser sincera, la verdad es que cuando viajé a Sudáfrica no tenía grandes expectativas. Por alguna razón, tenía la sensación de que sería un destino menos interesante que otros países del continente africano. Sin embargo estaba muy equivocada…

travel story ciudad del cabo

Fue poner un pie en Ciudad del Cabo, empezar a descubrir esa tierra, y se despertó en mí una sensación única de pertenecer a ese lugar. Me empecé a sentir arraigada muy rápidamente, y comprendí que, por algún motivo, Ciudad del Cabo formaba parte de mi destino.

travel story ciudad del cabo
travel story ciudad del cabo

Esta gran conexión con la ciudad me despertó los cinco sentidos y me di cuenta de que debía vivir ese momento aprovechando cada segundo al 100%. Y así lo hice.

Nada más llegar, una de las cosas que más me sorprendieron fue la luz: he viajado por todo el mundo pero la luz de Sudáfrica no se parece a la de ningún otro lugar. Por esta razón fotógrafos y cineastas de todo el mundo viajan a Sudáfrica, para aprovechar esta mágica luz.

travel story ciudad del cabo
travel story ciudad del cabo

Además, Ciudad del Cabo es mucho más que una ciudad: se presta no sólo a visitarla, sino a ir más allá, a vivirla y experimentarla plenamente. En este sentido me recuerda mucho a Barcelona, imagino que por este motivo me despertó ese sentido de familiaridad y proximidad.

Paseando encontramos galerías de arte alternativas – artistas de todo el mundo se han enamorado de Ciudad del Cabo y han montado allí sus ateliers – barrios bohemios, bares hipsters con un estilo vintage espectacular y ambiente internacional – muchos extranjeros abren pequeños negocios, como hamburgueserías orgánicas de barrio con su propio huerto y la mejor carne del país -. Es una ciudad muy trendy y abierta a pesar de su historia reciente. Aunque todavía flota en el ambiente la reminiscencia del apartheid en la diferencia de clases, Ciudad del Cabo ha conseguido metamorfosearse y presentarse como una ciudad cosmopolita, gay friendly y moderna.

travel story ciudad del cabo

Todo está a mano en Ciudad del Cabo, y aunque es una ciudad más bien pequeña, es imposible aburrirse. No es raro encontrarse con mercados al aire libre llenos de encanto con food trucks ofreciendo productos de proximidad, agricultores locales vendiendo sus verduras orgánicas, artesanos trabajando… Y todo ello al ritmo de la música de los pequeños conciertos que allí se organizan. Sin duda es un plan ideal para salir a comer y disfrutar de la atmósfera tranquila y la filosofía del slow life que se respira en la ciudad.

travel story ciudad del cabo

A pesar de ser una ciudad aparentemente llana, Ciudad del Cabo está rodeada por la cordillera de los majestuosos Doce Apóstoles, que la protegen bajo su atenta mirada. La montaña por excelencia es Table Mountain, con su característica forma de meseta. Os recomiendo subir a pie en lugar de coger el funicular: es verdad que representa una caminata de unas 3 horas, pero llegar a la cima no requiere un gran esfuerzo y la recompensa es espectacular. Al llegar arriba me sentí como si estuviera en el punto más alto del lugar más austral del planeta, con la ciudad a mis pies. En ese momento comprendí por qué a Ciudad del Cabo también la llaman “Mother City”.

Ciudad del Cabo se encuentra en el territorio más al Sur del continente africano, y los paisajes abruptos son la prueba visible de que te encuentras en el fin del mundo. Una de las mejores experiencias fue conducir de Ciudad del Cabo hacia el Oeste, hasta Hermanus, siguiendo una de las carreteras escénicas más bonitas del mundo. Los acantilados y el mar salvaje a la luz al atardecer fueron una de las visiones más espectaculares que he podido admirar. Y es que conduciendo pierdes la noción del tiempo mientras te fundes con la naturaleza.

travel story ciudad del cabo

Y si tenéis tiempo también os recomiendo visitar la reserva privada de Cederberg, a unas 3 horas de la ciudad. A medida que te alejas de Ciudad del Cabo, tienes la sensación de ir entrando en la Sudáfrica más auténtica: paisajes agrestes y desérticos, naturaleza, agricultura… Una vez allí tu mirada se pierde en el horizonte. No hay nadie más alrededor y te invade una sobrecogedora sensación de aislamiento al apreciar la inmensidad de la naturaleza salvaje en este oasis ecológico.

Mi experiencia en Ciudad del Cabo me enseñó a disfrutar de mis viajes con los cinco sentidos y a conectar al 100% con el entorno. Es así como suceden las cosas más asombrosas.

travel story ciudad del cabo

Si te ha gustado esta Travel Story, te gustará...

golf áfrica

Sudáfrica Mucho más que golf en África

¡Sí! Quiero verlo

Un viaje único para conocer, jugar y disfrutar en los mejores y más exclusivos campos de golf de Sudáfrica.

Tú también puedes

Diseñamos tu viaje a medida y de forma personalizada en función de tus intereses y presupuesto.

Únete a nuestra comunidad de viajeros