Un viaje a bordo del Eastern & Oriental Express es un viaje a través de tres exóticos países, combinado con una exquisita gastronomía y un excelente servicio a bordo, que hicieron que nuestra experiencia se convirtiera en uno de los mejores viajes de mi vida. ¡Un viaje como ningún otro!

eastern & oriental express

En nuestro recorrido, el Eastern & Oriental Express salió desde la capital de Tailandia hacia Singapur en un recorrido de 3 noches y 4 días.

Es necesario llegar a Bangkok con tiempo suficiente para asegurar una conexión holgada, con lo que nosotros aprovechamos para quedarnos una noche allí y disfrutar de un día en esta fascinante ciudad.

eastern & oriental express

En la capital tailandesa apostamos por desmarcarnos de lo tradicional y las típicas visitas a los templos para adentrarnos en los colores, olores y sabores de Bangkok. De la mano de uno de nuestros insiders más carismáticos disfrutamos de un auténtico tour gastronómico, ideal para los foodies más curiosos.

eastern & oriental express
eastern & oriental express

Empezamos por un mercado local a las afueras de la ciudad donde éramos los únicos turistas. Allí probamos muchas de las especialidades típicas del Sudeste Asiático: desde som tum, una deliciosa y refrescante ensalada de papaya, hasta hoo grab, panza de cerdo crujiente. También nos atrevimos a probar el durian, una fruta muy representativa de Asia pero de un olor apestoso. Tanto es así que está prohibida en aeropuertos, hoteles y transporte público a lo largo del Sudeste Asiático. Si consigues soportar el olor del durian, el sabor es muy dulce, ¡es como comerse una crema de vainilla!

eastern & oriental express

Continuamos con Khlong San Seab, una comunicación de canales que conecta la ciudad en barcos rápidos y muy divertidos. Se tiene que saltar de la plataforma bastante rápido porque apenas paran. Lo que me gustó es que se trata de una forma local de moverse y con la que ver la ciudad desde otra perspectiva.

La mayoría de turistas van al río Chao Praya, que siempre está lleno de barcos grandes y cruceros, mientras que Khlong Son Seab es más auténtico. Mucho mejor para los que quieren disfrutar de una experiencia más local.

eastern & oriental express

Al caer la noche nos subimos en un divertido tuk-tuk hacia Chinatown. Allí, el espectáculo está garantizado: bullicio, puestos de comida ambulantes, gente comiendo a todas horas… Chinatown por la noche se llena de vida, además todos los comercios y pequeños talleres están abiertos, ¡cualquier cosa que busques la puedes encontrar en Chinatown!

Al día siguiente nos dirigimos a la estación de Hua Lamphong donde nos esperaba el elegante y legendario Eastern & Oriental Express.

eastern & oriental express

Tras un breve trámite de registro en el lounge exclusivo de la compañía, nos acompañaron a la plataforma y a nuestra correspondiente cabina.

eastern & oriental express
eastern & oriental express

Como si de una película en blanco y negro se tratase, embarcarse en el Eastern & Oriental Express es sumergirse en la atmósfera del gran viaje clásico del Golden Age, evocando una era en la que viajar era una aventura sólo apta para aquellos con más recursos y espíritu viajero. El tren se convierte así en un destino en sí mismo, una cápsula del tiempo donde vivir un auténtico regreso al pasado.

eastern & oriental express
A bordo del Eastern & Oriental Express

Nada más llegar nos instalamos en nuestra cabina. El espacio es limitado pero todo está pensado, cada pequeño rincón tiene su función, y la decoración es de aire romántico propio de un tren de época.

eastern & oriental express

Al salir de la estación de Hua Lamphong fuimos al Observation Car, un espacio abierto al final del tren desde el que queríamos presenciar la puesta en marcha y salida de lo que iba a ser nuestra aventura para los próximos 4 días. ¡Desde luego es el mejor lugar para tomar fotos!

eastern & oriental express
eastern & oriental express

Las comidas y las cenas son los momentos más esperados del día, y es que la gastronomía a bordo del Eastern & Oriental Express es de lo mejor que jamás he probado; podría estar al mismo nivel que la de cualquier chef con estrella Michelin. Es increíble que en unas cocinas tan pequeñas sean capaces de crear semejantes platos, usando los productos más frescos de la temporada.

eastern & oriental express
eastern & oriental express
eastern & oriental express

Al volver a nuestra cabina, el set up había cambiado a modo noche: el sofá se convierte en una acogedora y cómoda litera.

eastern & oriental express

Al día siguiente amanecimos en Kachannaburi, donde hicimos la excursión del puente sobre el río Kwai, una experiencia de contenido emocional ya que trata de la infame tragedia de los prisioneros de la Segunda Guerra Mundial que fueron utilizados por los japoneses como mano de obra para la construcción de una línea férrea entre Tailandia y Birmania.

eastern & oriental express
eastern & oriental express

De vuelta al tren, disfrutamos de unas bonitas panorámicas a través de exóticos paisajes.

Las tardes en el Eastern & Oriental Express son ideales para disfrutar de una lectura en el Reading Car, relacionarse con el resto del pasaje o tomarse alguno de los signature cocktails en el Observation Car.

eastern & oriental express

Un carismático pianista a bordo hace de las noches veladas agradables tocando canciones al gusto del pasaje.

eastern & oriental express

La mañana siguiente la pasamos disfrutando de las vistas y de un delicioso brunch a bordo. Llegamos a Kuala Kangsar, donde desembarcamos para ir hasta Lobu Kabong, lugar desde donde iniciamos un trekking a través de frondosos paisajes. También visitamos un poblado malayo para aprender sobre la vida rural. Allí nos recibieron con una cálida ceremonia de bienvenida, bailes regionales y delicias locales rodeados de un precioso entorno de campos de arroz.

eastern & oriental express
eastern & oriental express
eastern & oriental express

La última cena fue sin duda la más glamurosa de todas; sacamos nuestras mejores galas y nos deleitamos con un excelente menú. Continuamos la velada en el piano bar hasta bien entrada la madrugada, entre risas y anécdotas con nuestros compañeros de viaje, que se habían convertido también en nuestros amigos.

eastern & oriental express

Al día siguiente llegamos a Singapur. Fue el momento de decir adiós a una experiencia inolvidable y maravillosa que superó con creces mis expectativas, y que todo viajero debería experimentar al menos una vez en la vida.

eastern & oriental express

En Singapur nos alojamos en The Warehouse, un hotel boutique con carácter propio. Llama la atención el lobby de techos altos y diseño moderno, que a menudo es frecuentado por locales que se reúnen para el afterwork.

eastern & oriental express

Destaca también su restaurante Pó, donde preparan deliciosos popiah de forma tradicional. Los popiah son parecidos a los rollitos de primavera, pero sin pasar por la sartén como los concebimos en Europa. Normalmente en los restaurantes vienen ya enrollados pero aquí los sirven para que los enrolles tu mismo a tu gusto con productos locales frescos de temporada.

eastern & oriental express

Estuvimos sólo una noche en la ciudad, ya que era nuestra segunda vez allí, pero sin duda Singapur bien merece una estancia de 2 o 3 noches para conocerla bien.

Durante nuestro día allí visitamos los famosos Garden by the Bay, unos jardines tropicales con árboles enormes y de todas clases. Tuvimos la suerte de llegar a tiempo para presenciar el espectáculo de luz y sonido.

eastern & oriental express

Como colofón final subimos a la terraza-bar al aire libre más alta del mundo, desde donde nos despedimos de Singapur con unas impresionantes vistas 360º de la ciudad.

eastern & oriental express

Tú también puedes

Diseñamos tu viaje a medida y de forma personalizada en función de tus intereses y presupuesto.

Únete a nuestra comunidad de viajeros